Blog

CLASSIC LIST

especialistas-en-adicciones-1200x801.jpg

Patología dual, cuando adicción y trastorno mental van de la mano

Consumir drogas o aficionarse a actividades como las apuestas tiene el riesgo de acabar desarrollando una adicción. Son situaciones en las que el adicto no es capaz de controlar sus impulsos por lo que puede hacerse necesario el ingreso en un centro de tratamiento de adicciones. Muchas veces, las personas que se vuelven adictas sólo muestran los síntomas propios de una conducta adictiva. Sin embargo, en muchas otras ocasiones, estos adictos también presentan algún tipo de trastorno mental. Es lo que se conoce como patología dual y, como veremos en este artículo, se trata de una enfermedad muy común en el terreno de las adicciones.

¿Qué es la patología dual?

En medicina se conoce a la patología dual como aquella afección que combina una adicción con algún tipo de trastorno mental. Son muchas las enfermedades mentales que pueden sufrir las personas con patología dual: trastornos de ansiedad, trastornos psicóticos o esquizofrénicos, trastornos del estado de ánimo como la depresión, trastorno bipolar o hasta los diferentes rasgos patológicos de la personalidad.

En la patología dual además de padecer algún tipo de enfermedad mental como las que acabamos de enumerar, la persona también sufre una adicción a alguna sustancia psicoactiva o droga o tambien Asimismo, esta adicción puede ser también adicción de tipo comportamental como la ludopatía o la adicción a las nuevas tecnologías. Pese a que un trastorno mental y la adicción pueden ser considerados como dos afecciones separadas, la verdad es que se trata de una enfermedad crónica a la que llamamos patología dual.

Las personas que la sufren pueden experimentar muchos síntomas diferentes hasta llegar a un punto en el que su situación personal y familiar se desborda completamente y su vida se vuelve insostenible. Según las estadísticas, seis de cada diez drogodependientes padecen también alguna clase de trastorno mental.

¿Te sientes identificado? Contacta a UNTRADIC y te ayudaremos.

Solicita más información con nuestros especialistas en tratamiento de adicciones, llenando el siguiente formulario









    Consumo de alcohol y mariguana

    Consumo de alcohol y mariguana.

    Drogas hay tantas casi como uno pueda imaginar. Desde drogas depresoras hasta estimulantes o alucinógenas. Algunas de estas sustancias producen sensaciones de euforia mientras que otras conducen a la persona a un estado de relajación. En cualquier caso, las personas que las consumen lo hacen con el fin de conseguir unos efectos que a corto plazo encuentran placenteros. Pero como es sabido, consumir drogas entraña serios riesgos para la salud. Y estos riesgos aumentan en el caso de combinar varias sustancias. Normalmente, el alcohol es la droga que más se usa en combinación con otras. En este artículo veremos cuáles son las mezclas más habituales y qué peligros conllevan.

    Alcohol y mariguana.

    Esta combinación de sustancias se cuenta como una de las más habituales, especialmente entre la gente joven. En este caso, ambas drogas activan un estado inicial de relajación física y psicológica. Es por eso, que muchas personas las toman de forma simultánea para facilitar una sinergia. Sabiendo que tanto el consumo de alcohol como de mariguana reducen el rendimiento cognitivo y conductual, es bastante obvio los efectos al tomar ambas drogas serán mayores que si sólo se consume una de ellas.

    Al combinarse, el alcohol potencia los efectos de la mariguana porque incrementa la concentración de THC en sangre, siendo éste el principal componente psicoactivo del cannabis. Por otro lado, existen estudios que dicen que consumir mariguana altera la motilidad gastrointestinal. Como resultado de esto, el alcohol es absorbido en mayor medida por el organismo, provocando una disminución de sus propios efectos. Combinar estas sustancias puede provocar reacciones físicas y cognitivas perjudiciales para la salud, especialmente si es excesiva la cantidad de alcohol ingerida.

    Combinar mariguana y alcohol produce una serie de efectos entre los que se encuentran sensación de mareo y debilidad, vómitos, náuseas y palidez. Además, esta mezcla aumenta la probabilidad de que aparezcan síntomas de tipo psicológico como ansiedad y pensamientos paranoides. Asimismo, el consumo combinado de mariguana y alcohol es una de las causas más comunes de accidentes de tráfico alrededor del mundo. Esto se debe a que dicha mezcla empeora sensiblemente habilidades indispensables al coger un coche como son la capacidad para concentrarse y para reaccionar con rapidez.

    UNRADIC es un centro de tratamiento de adicciones donde contamos con los mejores profesionales para ayudarte si eres adicto a alguna droga o tienes cualquier otra adicción. Ponte en contacto con nosotros si crees que necesitas ayuda para volver a recuperar el control sobre tu vida.

    Solicita más información con nuestros especialistas en tratamiento de adicciones, llenando el siguiente formulario









      La Marihuana

      Existen muchas drogas en el mundo. Algunas son muy populares y otras tan sólo son conocidas por el público que realmente las consume. Una de las sustancias que prácticamente todo el mundo conoce es el cannabis. No en vano, es la segunda droga más consumida después del alcohol y una de las que más ingresos provoca en centros de tratamiento de adicciones. Además, se ha demostrado que un uso controlado de esta planta puede servir para el tratamiento de algunas enfermedades. No obstante, un consumo abusivo y prolongado en el tiempo conlleva consecuencias muy negativas para el cerebro y la conducta en general. Y es que el cerebro es uno de los órganos que más se ven afectados por una adicción al cannabis.

      La marihuana y su origen

      El cannabis es conocido por ser una de las formas en las que se consume el cannabis, a través de las hojas y tallos de la planta troceados y triturados. La marihuana tiene propiedades psicoactivas y en la actualidad su consumo está ampliamente extendido a nivel mundial. Generalmente, se usa con fines lúdicos y recreativos, siendo legalizada en algunos países, eso sí, bajo ciertas condiciones. En estadios iniciales, los efectos del cannabis son relativamente euforizantes y estimulantes, pasando a inducir estados de relajación física y mental. Otros efectos a corto plazo son que reduce el nivel de tensión y dolor, reduce la capacidad motora y aumenta la sensación de hambre.

      ¿Cómo afecta el consumo de cannabis a largo plazo?

      Los efectos de fumar marihuana de forma abusiva durante un tiempo prolongado han sido estudiados en varias ocasiones. Sobre todo, en lo que respecta al cerebro. Estos estudios han estado acompañados de cierta polémica, ya que, hace años, sus resultados eran puestos en duda en muchas ocasiones. Sin embargo, en la actualidad es muy difícil negar los riesgos que tiene esta droga para la salud. Ahora bien, al afirmar esto nos referimos a los casos en los que el consumo se realiza de manera frecuente durante mucho tiempo. Los efectos producidos por el cannabis también dependen en gran medida de la edad y el momento del desarrollo cerebral en el que se empieza a consumir la droga.

      Los efectos más comunes de la marihuana a largo plazo son:

      Solicita más información con nuestros especialistas en tratamiento de adicciones, llenando el siguiente formulario







        Disminución del córtex orbitofrontal

        Son varios los estudios que han demostrado que el uso continuado de marihuana provoca una clara reducción de la sustancia gris, especialmente en la corteza orbitofrontal. Esto implica a su vez una menor capacidad a largo plazo para realizar tareas que dependen de esta área. Por ejemplo, controlar los impulsos o planificar.

        Reducción del rendimiento y la capacidad de memoria

        Otro efecto del consumo de marihuana a largo plazo que conocemos muy bien es que provoca problemas en diversos aspectos de la memoria. Esto implica, por ejemplo, una mayor dificultad para pasar a la memoria a largo plazo los contenidos de la memoria a corto plazo. Estos problemas en la memoria son especialmente graves en las personas que consumen durante su proceso de desarrollo hacia la edad adulta. Estos son los adolescentes, a los que el cannabis puede provocarles modificaciones estructurales del encéfalo. En cambio, esta afectación es menor en adultos ya formados que empiezan a consumir.

        En UNTRADIC contamos con un tratamiento a la medida de tus necesidades, si consideras que podrías tener un problema llámanos y con gusto te atenderemos.



        Tratamiento de adicciones

        La mariguana o hachís, se elabora a partir de la planta del cáñamo o cannabis. La forma más común de consumirla es fumada, bien sea sola, acompañada de otras sustancias, o en vaporizador con aceite de cannabis; pudiendo también ser ingerida o bebida.

        El cannabis (mariguana, marihuana ) es la droga ilegal más utilizada en el mundo, siendo cada año mayor el número de consumidores y aumentando considerablemente en este periodo de cuarenta que estamos viviendo por la pandemia del COVID-19. Su gran éxito es motivado en parte, por la falsa creencia de que se trata de un psicotrópico inocuo y recreativo.

        Es una droga depresora del sistema nervioso que contiene, dentro de sus compuestos, la molécula de THC; un compuesto psicoactivo o psicotrópico que altera las funciones cerebrales de la persona que la consume. Los niveles de la molécula de THC pueden tener un nivel más o menos alto dependiendo de la variedad de la planta de cannabis (mariguana, marihuana ) de la que se trate y del fin para el que esté hecho; conteniendo por ejemplo un nivel de concentración muy baja las variedades que se utilizan para producir cáñamo industrial con fines medicinales.

        Marijuana plants that are legally planted on wooden floors

        Desde los años ochenta se confirma que el cannabis (mariguana, marihuana ) genera adicción, por lo que la interrupción de su consumo de forma brusca genera síndrome de abstinencia, cursando con síntomas tanto físicos como psicológicos.

        ¿Cuáles son los síntomas psicológicos y físicos de la adicción al cannabis (mariguana, marihuana )?

        Marijuana plants that are legally planted on wooden floors

        Los síntomas psicológicos que pueden aparecen son:

        · Irritabilidad.

        · Inquietud.

        · Reacciones súbitas de agresividad.

        · Sensación de ansiedad.

        · Estado de ánimo depresivo.

        · Alteraciones del sueño (insomnio, pesadillas, etc.)

        · Cansancio o fatiga extrema.

        · Disminución del apetito.

        Algunos síntomas físicos son:

        · Cefaleas.

        · Dolor abdominal.

        · Náuseas y vómitos.

        · Espasmos musculares temblores, fiebre y sudoración excesiva, mediante la cual el organismo trata de eliminar las toxinas acumuladas por la sustancia.

        Con todo, los síntomas de abstinencia pueden oscilar entre una y cuatro semanas aproximadamente. Dependiendo del nivel de adicción de la persona, del modo de administración de la sustancia y del nivel de concentración de THC en el que se haya mantenido el consumo, la reacción podrá ser más o menos intensa; aun y así, la intensidad de estos variará de una persona a otra.

        En líneas generales, los cannabinoides son sustancias químicas que actúan sobre los receptores del cerebro.

        El síndrome amotivacional

        Tras el consumo de THC hay un aumento de dopamina que afecta el sistema de recompensa. Dichas alteraciones son las responsables de anhedonia e insensibilidad a los estímulos placenteros propias del carácter de las personas que abusan del cannabis (mariguana, marihuana).

        Por ello, antes o después, los consumidores crónicos de cannabis (mariguana, marihuana ) sufrirán el síndrome amotivacional. Un estado profundo de apatía generalizada en el que el individuo pierde la voluntad para realizar tareas y para dirigirse hacia sus propósitos de vida. Queda frenado en su desarrollo e incluso en sus funciones diarias. Se produce una retracción en lo familiar y en lo laboral o académico, provocando el aislamiento del individuo, al que poco a poco sólo le va quedando el interés, o mejor dicho la necesidad, por consumir la droga.

        En las personas en las que ha habido una fuerte adicción, el síndrome amotivacional persiste tras el abandono del consumo.

        Todo ello empuja al individuo a recaer nuevamente en el consumo, a fin de evitar los síntomas de abstinencia.

        Debido a que, en comparación con los síntomas de abstinencia producidos por otras sustancias, los síntomas del THC son leves en muchos de los casos, la mayoría de pacientes intentan controlar esta sintomatología por sí solos. No obstante, en todos aquellos consumidores que hayan desarrollado un trastorno severo del consumo, requerirán de tratamiento por parte de un profesional.

        Señalar que en medio de la cuarentena por la pandemia del COVID-19, el uso del cannabis (mariguana, marihuana ) ha sido una opción para muchos para luchar contra el aburrimiento, la ansiedad y el insomnio. Pero es conveniente buscar otras formas más saludables, ya que el aparato respiratorio se ve perjudicado con la inhalación de sustancias haciendo que aumente el riesgo de sufrir complicaciones graves por el virus.

        Ponte en contacto con nosotros para iniciar tu tratamiento de recuperación de adicción al cannabis (mariguana, marihuana ). Porque tu tratamiento, no puede esperar, el momento es ahora.

        Solicita más información con nuestros especialistas en tratamiento de adicciones, llenando el siguiente formulario








          Tu tratamiento contra las adicciones no puede esperar

          ¿QUE ES LA CODEPENDENCIA? 

          Codependencia es una dependencia de otros, de sus estados de ánimo, de sus comportamientos, de sus enfermedades, de su bienestar o de su amor. La persona codependiente pierde la propia identidad, se desconecta casi totalmente de sí misma hasta no distinguir sus propios deseos, aspiraciones incluso habilidades. Se dedica a acompañar, cuidar y salvar al otro, hasta el punto de vivir por y para el adicto y perder el control de su propia vida y sus límites. 

          Características comunes del codependiente: 

          • Baja autoestima. 
          • Dependencia emocional. 
          • Temor al abandono y sentimiento de vacío. 
          • Actitudes de manipulación, pérdida de límites. 
          • Le cuesta ver al otro como independiente. 
          • Sentimientos de ansiedad, enojo y tristeza. 

          COMPARTIENDO GAFAS: 

          Simboliza lo que ocurre en las relaciones de codependencia. Si te fijas, las dos gafas comparten un cristal, si los dos ojos están tan juntos ¿qué visión tendrán? Ninguna, en la relación de codependencia lo que se tiene en común es todo oscuridad, la adicción de uno y de otro, los pasos de ciego que ambos dan y que no llevan a ningún sitio. Por el otro cristal cada uno mira en una dirección, es difícil llegar a un punto de encuentro, pero ambos se empeñan en que han de ir juntos. 

          La COADICCIÓN es una forma de codependencia y la sufren personas próximas al enfermo adicto,  peculiaridades: 

          • Negación del problema. 
          • Obsesión por el objeto de la adicción. 
          • Compulsión o deseo intenso o vehemente de hacer una cosa, estar con alguien… 
          • Pérdida de control. 
          • Sentimiento de fracaso en roles sociales y familiares asignados a cada uno, según los estereotipos masculinos y femenino. 

           

          EL TRIÁNGULO DRAMÁTICO DE KARPMAN 

          El papel que jugamos cada uno de nosotros, según la teoría de Stephen Karpman (psicólogo transaccional), las personas solemos adoptar un rol determinado, de manera inconsciente en las interacciones con los demás: 

          ROL DE SALVADOR «FACILITADOR»: 

          Son rescatadores del mundo entero, no solo satisfacen las necesidades de todos cuantos pueden sino que se adelantan arreglándoles la vida aún y cuando no se lo hayan pedido. Intenta salvar al adicto evitando que experimente las consecuencias de su consumo. Esto favorece que la adicción se mantenga (este rol se da más en mujeres). 

          ROL DE PERSEGUIDOR «AISLADOR»: 

          Vigilar y controlar intentando evitar o disminuir el consumo, para ello evita al consumidor las situaciones en las que habitualmente consume. Se deterioran mucho las relaciones familiares y se crea un clima de tensión y conflicto. 

           

          ROL DE VÍCTIMA: 

          Demandan que lo compadezcan. Siempre se quejan de todo lo que les sucede en la vida. Sienten que el mundo es injusto con ellos y que no pueden hacer nada por cambiar. Necesitan que los demás les resuelvan las cosas. 

           

           

          ¿TE IDENTIFICAS CON UNO MÁS QUE CON OTRO? 

          LA MISMA PERSONA SUELE PASAR DE UN ROL A OTRO. 

          Solicita más información con nuestros especialistas en tratamiento contra las adicciones, llenando el siguiente formulario






            Rescatar consiste en: 

            «Hacer cosas por los demás que son perfectamente capaces de hacer por si mismos y que probablemente deberían estar haciendo. El intento de controlar y dirigir el cambio de las personas, nos hace que quedemos a merced de éstas. El controlador pasa a ser controlado.» 

            Otros autores hablan también de EL ROL AUSENTE, el codependiente se distancia física o emocionalmente de la situación de consumo o del consumidor para evitar el dolor. El consumidor justificará el consumo con el abandono. 

            Tienen dificultades: 

            • Para tener niveles adecuados de autoestima. 
            • Para establecer límites con otras personas. 
            • Para aceptar y asumir su propia realidad. 
            • Para expresarse con moderación. 

            Según estudios realizados, las personas con conducta o personalidad codependiente, suelen haber tenido algún tipo de abandono afectivo de niños, no habiendo tenido donde aferrarse o nutrirse afectivamente. 

            Tanto la sobreprotección como la indiferencia o la dominación pueden provocar pérdida o carencia de habilidades de expresar los deseos y de manejar su propia vida. Aunque la codependencia no es específica de las mujeres puede que los condicionantes culturales y sociales hayan hecho que su prevalencia sea más alta en ellas. 

            REPERCUSIÓN EN EL GÉNERO 

            Culturalmente se atribuyen diferentes roles y conductas a las personas según su sexo biológico, así en la mujer codependiente se da de forma exagerada la tendencia a sostener y cuidar los vínculos como extensión del rol materno. Los varones en esta situación suelen rehuir y delegar el cuidado o acompañamiento en otros familiares que generalmente son mujeres. 

            No hay evidencia científica de que la codependencia se dé mas en mujeres que en hombres, si en que sus manifestaciones son algo diferentes y esas diferencias hacen que sean mas difíciles de diagnosticar. 

            Pero mientras las mujeres muestran una frágil formación del yo y emplean más mecanismos de negación y no afrontamiento, el hombre codependiente desarrolla un yo rígido e inflexible, se muestra con un comportamiento explosivo, una actitud distante y egoísta con su pareja, buscando llenar su vacío emocional que tratan de llenar evadiéndose con amigos o con el trabajo, muestran gran tolerancia al desgaste físico y emocional, y dificultad para intimidad y para comprometerse. 

            Tanto hombres como mujeres codependientes, presentan una gran tolerancia al desgaste físico y emocional, tratando de ser “buen@s”, son “adict@s al trabajo”, “salvador@s” de la empresa donde trabajan, son excelentes esposos/as, papás/mamás y extensivamente buenos hijos/as y hermanos/as, son los que mantienen a sus padres, suegros y a quienes ellos crean que los necesitan. 

            SI TE ARRASTRA 

            NO SABES COMO MANEJAR LA SITUACIÓN 

            NO DUDES EN PEDIR AYUDA PSICOLÓGICA PARA SUPERARLO. 



            Centros de rehabilitación

            No toda persona adicta debe ser internada en centros de rehabilitación

            Es muy común que cuando una familia cuenta con un hijo, hija, esposo, hermano, esposa, etc. que tiene problemas con el consumo de drogas lo primero que se le venga a la mente es ¡debemos internarlo!, de hecho, según la ultima Encuesta Nacional de Adiciones muestra que esta es la primer reacción de las personas; llevarlo a uno de nuestros centros de rehabilitación, pero ¿eso siempre es lo correcto? Vamos a analizar algunos criterios que debemos tomar en cuenta para saber si debemos o no llevarlo a un centro o internamiento para personas con drogadicción o adicciones.
            Centros de rehabilitación

            Primero, antes que nada, el paciente debe ser evaluado por especialistas en adicciones; estos especialistas son los Psiquiatras con amplia experiencia en el tratamiento de adicciones y los Psicólogos especialistas en adicciones, debido a que estamos hablando de una enfermedad mental. Ambos son los capacitados para poder establecer un diagnóstico en personas consumidoras de alcohol, tabaco, o cualquier droga ilegal como es el caso del cristal o la marihuana, etc. La evaluación debe ser individualizada, pero con la participación de sus familiares, entonces, para decidir si llevarlo a uno de nuestros centros de rehabilitación es lo mejor, primero es necesario realizar la mencionada evaluación, en otros términos, hacer un diagnóstico especializado en adicciones y segundo, dentro de esta evaluación debe de descartarse o encontrarse cualquier otro problema de salud mental; depresión, ansiedad, esquizofrenia, delirios, etc, puesto que de esto depende mucho su pronostico en el tratamiento. Entonces, antes de tomar la decisión de internar a un paciente adicto, es necesario buscar atención profesional, con el especialista adecuado.

            Por último, ante la pregunta ¿siempre es necesario internar a una persona con problemas de adicción?, la respuesta es “no”, como ahora usted ya sabe, como en toda enfermedad, antes de decidir por un tipo de tratamiento debe realizarse un diagnóstico o evaluación especializado, en este caso, en adicciones.

            Solicita más información con nuestros especialistas en tratamiento contra las adicciones, llenando el siguiente formulario








              Adicciones y neurofeedback

              La adicciones hasta la fecha sigue siendo un problema de salud publica muy importante puesto que suele causar graves consecuencias tanto a la persona consumidora de drogas como a las familias y a la sociedad en general. Existen múltiples tratamientos que buscan y van dirigidos específicamente a que la persona abandone el consumo de drogas y se reincorpora a la sociedad siendo más funcional.

              Los tratamientos son muy variados y algunos cuentan con el aval científico ofreciendo mayores posibilidades de recuperación de pacientes con problemas de adicciones. A pesar de estos avances lo que vemos en la realidad es que cada vez aumenta más el uso de sustancias psicoactivas y son muchas las frustraciones que pasa una familiar al observar como su paciente recae continuamente. Tratar las adicciones es sin duda todo un reto para los profesionales y es por ello que es necesario recalcar que esta enfermedad es multifactorial y que comúnmente es olvidado un tema importante; las consecuencias en el funcionamiento cerebral que ocasionan las adicciones y que a su vez; aun siendo consecuencias, estas se convierten en causantes de múltiples recaídas, es decir, no por que la persona deje de consumir, esas consecuencias, a veces no observables, en su cerebro permanecen y facilitan la recaída.

              Por este motivo es que pensamos que es imprescindible la Neurorrehabilitación por medio del Neurofeedback; una técnica que ayuda ampliamente al proceso de recuperación de funciones cerebrales que se han visto afectadas por el consumo y que hace aumentar las probabilidades de que la persona se mantenga en abstinencia. El Neurofeedback utiliza las bases de la neurociencia y del condicionamiento operante por lo que es de gran utilidad y cuenta con amplio sustento científico para el abordaje de múltiples problemas, entre ellos, las adicciones, el déficit de atención, la ansiedad, la depresión etc

              Solicita más información con nuestros especialistas en tratamiento contra las adicciones, llenando el siguiente formulario








                Adicción a las drogas

                El problema de la adicción a las drogas no solo afecta a la persona consumidora sino también a las personas que están a su alrededor, aunque el consumidor argumente que él es solo el afectado, la realidad que es que la adicción a las drogas daña a muchos más a su alrededor.

                Los familiares muchas de las veces se encuentran limitados para proporcionar el apoyo y el acompañamiento, sobre todo si se trata de sustancias que a juicio público destacan como menos dañinas, sin embargo, las afectaciones por la adicción a las drogas pueden llegar a perturbar hasta la tranquilidad de otros.

                Muchas veces los padres por desconocimiento o desinformación creen que el consumo de sustancias tiene que ver con un “vicio” que el puede controlar si el mismo consumidor se lo propone y actúan en consecuencia ante esta creencia. Sin embargo, la adicción a las drogas es un problema de salud que impacta el ámbito psicológico, fisiológico y social de una persona en mayor o menor grado, pudiendo llegar a afectar áreas importantes de su vida. Los familiares se van involucrando cada vez más en este problema hasta llegar a sobre involucrarse y llegar a la co-adicción.

                Una vez que este proceso ocurre el tratamiento se vuelve más complejo y de difícil manejo, por lo que se requiere de personal especializado en áreas de salud mental y adicciones, que trabaje de forma multidisciplinaria.

                De esta forma el fenómeno de la adicción a las drogas se convierte en un problema de salud actual que ocupa áreas importantes de las partidas presupuestales y que cada día va en incremento, la edad de inicio es cada vez mas temprana y la disponibilidad que se tiene a las sustancia es inmediata por lo que debemos ocuparnos de manera responsable y buscando al profesional especializado


                  logo-untradic-footer

                  UNTRADIC, Unidad de atención a la salud mental,es un espacio de Internado y Consulta Externa, atendido por Profesionistas en Salud Mental con amplia experiencia en el abordaje de los Trastornos Relacionados con Sustancias y otros Trastornos Mentales tales como Déficit de Atención con Hiperactividad, Depresión, Ansiedad, Trastorno Bipolar, Esquizofrenia, etc. en donde los pacientes, así como sus familias, logran obtener una alternativa ante su problema de salud

                  Copyright 2021 © UNTRADIC; Unidad de atención a la salud mental.

                  Hablar con un especialista